Halloween Exero: 3 historias de terror y traducción

 In Más allá de la traducción
Se acerca Halloween, así que hoy hemos decidido hacer algo distinto. ¿Quién dijo que la traducción estuviera a salvo de los peligros de la noche? Te presentamos 3 relatos de terror inspirados por la traducción.

 

Toda la noche, toda la noche

 

Toda la noche, toda la noche. Café. Redbull. Toda la noche.

 

Toda la noche trabajando en este proyecto de traducción. Ha sido difícil, mucho más de lo que imaginaba. Pero ahora los primeros rayos de sol reptan por la ventana de mi cuarto, pulso enviar. Está listo. ¡Lo hemos conseguido! El Cliente va a estar muy satisfecho.

 

O eso creo.

 

Apago las luces, cierro las cortinas, abro la cama. Ojalá pudiera apagar el móvil, pero mi fuerte sentido de la responsabilidad (mis amigos lo llaman obsesión) me lo impide. ¿Y si el cliente me llama mientras duermo? Ahí estaré para descolgar antes del segundo timbrazo. Eso es, ahí estaré. Si me llaman, ahí estaré.

 

Despierto. Ya casi es la hora de merendar. Miro mi móvil, pero no hay noticias del Cliente. ¿Y si no lo ha recibido? Con una terrible sospecha, compruebo la carpeta de mensajes enviados. Ahí está el proyecto, bello, reluciente. Toda la noche, toda la noche. Pero el Cliente no ha confirmado que lo ha recibido. ¿Y en la carpeta de spam? Nada, lo de siempre. Voy a ver Friends mientras meriendo.

 

Pero esa incertidumbre zumba sin parar dentro de mi mente. ¿Por qué no contesta? Así es imposible relajarse. Mejor le mando otro correo. ¿Lo ha recibido?

 

No hay respuesta.

 

Al día siguiente, tampoco. Al día siguiente, tampoco. Al día siguiente, tampoco.

 

Y no he cobrado. ¿Lo voy a hacer? Estas cosas les pasan a otros, pero no a mí. No quiero creerlo, pero…

 

Qué bello proyecto. Qué buen trabajo he hecho. Toda la noche, toda la noche. Pero el Cliente… Toda la noche, toda la noche.

 

Una semana después, el Cliente me contesta.

 

Pero ya es demasiado tarde.

 

Por una pequeña falta

 

Era un día como otro cualquiera. Pérez estaba en su oficina, café en mano, pensando en esa traducción que acababa de recibir. ¿Hacía falta revisión? Le habían recomendado que lo mandara a otro profesional para que hiciera una revisión, o que contactara con una empresa que se encargara de ella. Pero… en realidad, eso no era necesario, ¿no? Se fiaba del traductor. Ya habían trabajado varias veces en el pasado y siempre daba buena calidad.

 

Contratar a un revisor o a una empresa de traducción costaría dinero. Dinero que podría ahorrarse y así quedar bien con el jefe. El gestor de proyectos dice que esta traducción es muy importante y no puede haber ni un solo fallo, pero, ¿acaso no lo son todas? Pérez sonrió. Total, el gestor no se va a enterar. Pérez selló la traducción y la envió al equipo técnico.

 

Pero los traductores somos humanos. Pérez no lo sabía, pero en el documento que acababa de enviar… había una pequeña falta.

 

Meses después, en otra parte del mundo, al ingeniero le sobraba una pieza. ¿Cómo era posible? ¿Se había equivocado? Pero estaba seguro de que había construido el tubo de escape de la central según las instrucciones que le habían mandado. Se encogió de hombros y decidió no darle importancia. Las instrucciones no podían estar mal.

 

Dos semanas después, la central nuclear estalló y la ciudad quedó arrasada.

 

Por una pequeña falta.

 

El silencio de los cuñados

 

Esto es tu fin. No te va a dar tiempo a encontrar a nadie que se encargue de esta traducción para el viernes. Es decir, podrías hacerlo, pero no a tu precio de 0,00 euros/palabra. ¡Que ratas son los traductores!

 

¿A quién conoces que hable bien el inglés? No hace falta que sea traductor. Es decir, no puede haber tanta diferencia entre el trabajo de un profesional y el de un aficionado que sabe idiomas, ¿verdad? No, claro que no.

 

¡Ah! ¿Sabes quién podría encargarse? Luis, tu cuñado. Ya sabes, el que se pasó un verano en un chiringuito en Miami (él dice Mallami). Es un poco pesado, pero siempre presume de su dominio de idiomas. Dice que un día de estos te da unas clases. Pues oye, que lo demuestre ahora.

 

Te ha dicho que sí, que él encantado de hacerte un favor. Que a él estas cosas no le cuestan nada, dice. Típica frase de Luis, pero eh, te está haciendo un favor. Te está salvando la vida. Dice que esta tarde lo tiene. ¿Tan pronto? Pensabas que tardaría por lo menos dos o tres días. Dice que sabe de una página web muy chula que lo traduce solo. Pues será verdad.

 

¡Cling! Tienes correo. ¡Es la traducción mágica de Luis! A ver, a ver.

 

Oh… oh, no. Dime que no. No, no, no… por favor, ¡no! ¡NO! ¡NOOOOO!

 

(Las siguientes escenas contienen violencia gráfica y se han omitido por deferencia al lector).

 

Esperemos que te hayan gustado estos relatos. Si quieres ahorrarte un buen susto, recuerda que siempre puedes contar con Exero Soluciones para todas tus necesidades lingüísticas. Calidad, fluidez y profesionalidad, para que puedas relajarte un poco.

 

¡Y hasta aquí el artículo de hoy! Puedes seguirnos en LinkedIn, Twitter y Facebook para enterarte de nuestras próximas entradas. Feliz Halloween y… ¡nos leemos!
Recent Posts
Comments
  • Paula
    Responder

    jajajajaja ¡Terrorífico! Sobre todo el de la falta…

Leave a Comment

Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar el contenido de la web y crear una mejor experiencia para usted, proporcionarle funcionalidades a las redes sociales y para analizar el tráfico de nuestra web. Puede aceptar el uso de esta tecnología o administrar su configuración y poder rechazarla, y así controlar completamente qué información se recopila y gestiona a través de los botones habilitados al efecto. Para obtener más información al respecto, puedes consultar nuestra Política de Cookies y configurarla aquí. ACEPTAR

Aviso de cookies
traductores thumbnailHodor thumbnail

Al continuar utilizando nuestro sitio web, usted acepta el uso de cookies. Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información. Además puede consultar nuestro AVISO LEGAL y nuestra página de POLÍTICA DE PRIVACIDAD.

Cerrar