Donde la traducción no tiene límites

Este es nuestro rincón favorito para hablar con libertad sobre las traducciones y el lenguaje. Un lugar desde el que compartimos nuestra visión como traductores y los aprendizajes que hacemos en este mundo apasionante.
Tamaño de fuente: +

La revolución en el mundo de la traducción

Nacer, desarrollarse, evolucionar y revolucionar. Este es el orden natural de las cosas en nuestro sector. Nuestra profesión lleva siglos creando puentes entre culturas y mercados de todo el mundo, siempre desde un segundo plano y centrada solo en la relación entre departamentos comerciales y empresas (nuestros clientes) y nosotros, las empresas de traducción.

 

Cabe decir que esta relación no siempre ha sido todo lo fluida que debería para conseguir un objetivo común: que el puente entre mercados tenga unos cimientos firmes para que el máximo número de consumidores puedan cruzarlo sin ningún tipo de problema y acceder, en su idioma, al contenido que buscan.

 

Esta relación antes se veía diezmada por la falta de comunicación activa entre los clientes y las empresas de traducción: se entregaba un texto a una empresa, la empresa lo traducía y lo devolvía en formato físico y, más adelante, digital. El cliente se encargaba de enviar las premisas y peculiaridades del proyecto a priori. Todo empezó a cambiar con el nacimiento de las herramientas de traducción, un software pensado para hacer más fácil nuestro trabajo como traductores.

 

Como todo lo que nace, estas herramientas se desarrollaron con el paso de los años. Mejoraron sus flujos de trabajo, aparecieron las memorias de traducción compartidas y nuestro trabajo iba siendo cada vez más sencillo. Sin embargo, la relación con los clientes no cambió de forma significativa. En efecto: ahora los clientes utilizaban herramientas de traducción para enviar y recibir sus archivos, pero algunos, en cambio, ni siquiera llegaron a ese punto. Todas las correcciones se realizaban a posteriori, cuando el cliente había visto el texto final y solicitaba que se aplicase cualquier tipo de cambio.

 

La relación entre las empresas de traducción y sus clientes evolucionó en el momento en que estas herramientas se convirtieron en plataformas de traducción. Es importante mencionar que Internet es el factor fundamental que hizo posible esta evolución. Las plataformas aprovechan las ventajas de la conectividad actual y, con ellas, los traductores y traductoras pueden colaborar en el mismo proyecto, ver los cambios en tiempo real, realizar consultas y plantear dudas in medias res. Solo es necesaria una conexión a Internet para recibir los archivos de sus clientes, analizarlos y traducirlos en una de estas plataformas (donde se integra el texto, la vista previa, la memoria de traducción, los glosarios y las herramientas de control de calidad) para, después, entregarlos.

 

Dado este contexto, la revolución estaba en camino. La integración entre plataformas de traducción y plataformas de gestión ha revolucionado nuestro sector. Por fin, los clientes y las empresas de traducción comparten un entorno y pueden mantener un contacto directo en tiempo real. Los clientes pueden subir y descargar el contenido que tienen que traducir a una misma plataforma, interactuar con el equipo de traducción, resolver dudas, modificar el proyecto sobre la marcha y mucho más. Por su parte, los traductores siguen disfrutando de las ventajas de trabajar en un entorno en línea. Muchas de estas plataformas, incluso, permiten a las empresas personalizar sus portales e incluir en ellos una cartera de traductores con los que quieran trabajar.

 

Estas ventajas permiten, desde el punto de vista de la empresa, ahorrar costes y tiempo al unificar varios procesos en la misma plataforma. Además, el proceso de traducción será mucho más fluido y uniforme, nunca ha sido tan fácil, ya que todo el equipo de traducción puede acceder a los mismos recursos terminológicos para que los resultados se adapten a la perfección a las necesidades de los clientes. En los tiempos que corren, este tipo de plataformas han hecho mucho más fácil el trabajo desde casa. Gracias a que vivimos en un mundo conectado, los equipos de traducción de todo el mundo salvan la situación que pueden producir catástrofes como la pandemia que seguimos sufriendo usando plataformas de traducción y gestión en la nube. Esta es la tónica general de los últimos años y nuestra experiencia nos dice que, en el futuro, su uso seguirá creciendo y creciendo, gracias a las ventajas que proporciona.

 

Desde Exero Soluciones, llevamos tiempo participando en esta revolución y usamos todo tipo de plataformas. Gracias a ellas podemos traducir más rápido de una forma más uniforme y compartir y editar nuestros recursos terminológicos (glosarios, memorias de traducción, guías de estilo, etc.) sobre la marcha para ofrecer a nuestros clientes el mejor servicio posible a precios idóneos. Lo que es mejor: esto nos ha unido más que nunca con nuestros clientes y, como empresa de traducción que somos, también con nuestros traductores y traductoras con el objetivo común de construir los mejores puentes posibles entre culturas y mercados.

 

Y esto no ha hecho más que comenzar: el futuro es de aquellos que evolucionan y se adaptan. Únete a esta revolución con nosotros.
¿Por qué San Jerónimo y el traductor moderno no so...
COVID-19: Los desafíos de una crisis mundial para ...

Artículos relacionados

 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
¿Ya està registrado? Ingresa Aquí
Lunes, 15 Julio 2024

Traductores especializados

Gracias a nuestra experiencia y a nuestro extenso equipo de colaboradores, podemos ofrecerte traducciones profesionales en cualquier idioma y cualquier especialidad. Todo unificado con un único interlocutor.
¿Para qué complicarte con tu proyecto de traducción?

¿Te gustaría trabajar o
colaborar con nosotros?

¿Te gustaría trabajar o
colaborar con nosotros?

Image
Image
Image